¡¡Celebra la Vida!!

 

Suena a frase hecha, ¿verdad? Incluso hay canciones cuyo estribillo dice algo así. Pero… ¿Qué pasa si te digo que es un recurso al que SIEMPRE se puede acudir? Es más, ojalá siempre fuésemos capaces de hacerlo ya que aumentaría inevitablemente nuestro grado de felicidad y por consiguiente el de todo aquel que nos rodea y así lo decida.

Ya sé que puede sonar muy optimista, e incluso en algún caso, si tu situación en estos momentos te resulta especialmente complicada, te pueden llegar a rechinar mis palabras, entonces ¡estás en el sitio perfecto! Ya lo hablaremos más adelante…

Te cuento algo que me pasó a mí hace unos días: el pasado 31 de Diciembre me disponía a viajar a Tenerife a visitar a una amiga y a pasar unos días allí con ella, una salida y entrada de año mucho mejor de lo que hubiera podido imaginar hace unos meses!

El avión salía desde Barcelona a las 6.45 am, por lo que me fui la tarde antes a Barcelona, pagué un alojamiento, me levanté a las 4.00 am y llegué a las 5.00 al aeropuerto.

En cuanto llegué al mostrador me dijo la persona que me atendió:

“Siento decirle señorita, que su vuelo se ha retrasado 2 horas. Tenga este vale por 10€ para que pueda desayunar”.

Lo dijo así, oye, sin anestesia.

Si el vuelo hubiera salido a las 9.00am desde el principio hubiera podido dormir en mi casa tranquila, ir a Barcelona ese mismo día en tren, o si hubiera ido igualmente a Barcelona hubiera tenido 2 horas más para descansar en lugar de levantarme a las 4 de la madrugada…

Todo esto pasó por mi cabeza en un instante, el tiempo y el dinero que me habría ahorrado, pero sonreí y me dije,

¡¡Pues a celebrarlo!!

Y así fue. Fui a la cafetería a por el Desayuno y me di un buen homenaje.

20161231_054203

¡¡¡Con cava incluido!!! Ya solo verme a mí misma el día de Nochevieja a las 5 de la mañana comprando cava me hacía reír. Cualquiera que me viera pensaría que bebo a cualquier hora cava, o cualquier otra cosa, y nada más lejos de la realidad…  Imagínate el revuelo y cachondeo entre los camareros, “¿¿eso te vas a tomar ahora??”

Fue un momento muy divertido. El hecho de decidir celebrarlo fue una manera de darle la vuelta a una situación, que aunque desde luego no era grave, si podía haberme resultado incómoda o haberme contrariado por todo lo que había detrás… Pero, ¿cómo permitirlo? Me dirigía a pasar unos días maravillosos en buenísima compañía en una Isla Mágica!!!

A la hora de tomarme el cava, en lugar de brindar conmigo misma que era la idea inicial, miré a mi lado y había una chica muy agradable con la que había intercambiado algunas palabras y me recordé aquello que decía un anuncio y que comparto totalmente:

“Compartida, la Vida es Más…”

Eso de hacer cosas por uno mismo, y solo, está muy bien, pero qué duda cabe que compartir por el camino lo hace mucho más placentero.

Hay que prestar especial Atención porque no se trata de compartir todo, sin límites y con cualquier persona, no. Pero también hay que prestar Atención de no aislarnos y pensar que tenemos que caminar solos… buscar siempre la coherencia, compartir con quien te aporta con la idea de que sea algo bueno para todos los implicados.

¿Por qué te cuento todo esto?

Sí, ya sé que es una sencilla e inocente anécdota de aeropuerto… No tiene nada de especial ni de extraordinario. Efectivamente. Por esto mismo te lo cuento.

Mi intención en este momento es recordarte algo que ya sabes,

Nuestra felicidad o infelicidad, más que de las circunstancias, dependen de cómo las gestionamos.

Siempre tenemos la opción de darle la vuelta, aprender algo de la situación incluso divertirnos por el camino.

Es cierto que algunas circunstancias no son tan simples como un retraso en el aeropuerto, hay situaciones que son mucho más duras y difíciles de gestionar, lo sé porque también me han pasado y me pasan. Ahí es hora de plantearse,

¿Qué puedo aprender yo de todo esto?

Porque SIEMPRE, detrás de cada circunstancia incómoda hay una posibilidad de Aprendizaje. Esto es más complicado de entender la mayoría de las ocasiones, pero créeme que es así, pero recuerda, es una DECISIÓN.

Y tu… ¿te a apuntas a la Celebración?

¡¡Te espero!! 

2 Replies to “¡¡Celebra la Vida!!”

  1. Me encanta como hiciste frente a ese inconveniente que la vida te ponía.
    Supiste sacarle provecho, disfrutar, aprender… y ahora compartir! ¡Gracias!
    ¡Celebro la Vida! ¡Me apunto! 😉

    1. Gracias!!! Encantada de que celebremos juntas!!!

      Un gran Abrazo y gracias de nuevo 😉

Deja un comentario