No dejes de hacer algo porque puedas hacerlo mejor

 

 

¿Cuántas veces has dejado de hacer algo o lo has demorado hasta el infinito porque creías que no estabas preparado o que todavía lo podías hacer mejor?

¡¡YO MUCHAS!!

De eso vengo a hablarte esta semana en este post.

 

hazlo

Te voy a contar algo para mí muy íntimo. ¡No te asustes! Lo único que quiero es abrir mi corazón sobre este tema, para mí es todo un reto a la vez que regalo hacerlo.

Como sabes hace unos días lancé este Blog, pero no estaba del todo conforme…

Y tu me preguntarás:

¿Entonces por qué lo hiciste?

Efectivamente podía haber esperado unos días y haberlo dejado a mi gusto.

O peor aún, podía haber abandonado completamente la idea al darme cuenta de la cantidad de dificultades técnicas con las que me encontré a pesar de estar asesorada…

Todo esto por no hablar del conflicto sobre “Desde dónde, cómo y a quien” escribir..

Para mí exponerme ha sido todo un reto, y más sin sentirme 100% convencida, pero.. ¿sabes qué? Decidí aplicar, una vez más, aquello que predico.

Siempre digo eso de “No dejes de hacer algo porque puedas hacerlo mejor” así que me lo he aplicado a mí misma. ¿Qué mejor manera de animarte a tí a hacerlo?

Yo había establecido un compromiso conmigo misma de lanzar el Blog el 1 de Diciembre. Lo tenía más o menos preparado pero 10 días antes he estado en un proceso de transformación y formación muy potente para mí.

A mi ego perfeccionista le hubiera servido de excusa:

“No… espera… ahora integra todo lo que tienes nuevo en tí, y ya luego… “si eso”….”

¿Te suena de algo?

Aquí se han dado varios resultados:

  • Por un lado estaba algo “removida” por no estar lo perfecto que a mí me hubiera gustado
  • Me sentía “avergonzada” de hacer varios cambios cuando no habían pasado ni 10 días desde que vio la luz, ¿qué imagen voy a dar?
  • Por otro me he sentido MUY ORGULLOSA de haber cumplido mi compromiso conmigo misma. Y más orgullosa aún de atreverme a transformarlo a la vez que me voy transformando yo.

¿Tu que opinas? ¿Te ha pasado alguna vez?

Te cuento todo esto para que pienses un poquito sobre ello…

Piensa en alguna circunstancia particular que has dejado de hacer algo o lo has demorado por algo parecido a lo que te cuento….

Y ahora piensa y siente, honestamente…

¿Cual es el verdadero motivo por el que no te atreviste a dar el paso?

¿Cuánto de ciertas tenían las excusas y justificaciones que diste a los demás o a tí mismo?

Y ahora, un poco más allá…

¿Qué crees que hubiera pasado si te hubieras atrevido?

¿Cómo te hubieras sentido si hubieras cumplido tu objetivo?

Esta semana te propongo que pienses en esto…

Que pienses en cuáles son los verdaderos motivos por los que no “te atreves” a dar un paso definitivo en cualquiera de las áreas de tu vida. ¿Qué es lo que te paraliza?

También te propongo que pienses: ¿Cuáles han sido las consecuencias de no hacer algo que realmente deseas?

No vale por respuesta aquello de “no pasó nada”, porque siento molestarte diciendo que sí, que cada vez que no cumplimos uno de nuestros objetivos repercute directamente en nuestra autoestima, en el concepto y confianza que tenemos en nosotros mismos.

Haz esta prueba con tantos temas o situaciones como se te ocurran y verás que en el fondo hay un miedo de origen que nos paraliza, y siempre suele ser el mismo aunque vestido con diferentes trajes.

No te apures si no lo ves claro, también es habitual.

Si deseas indagar más sobre el tema no dudes en contactar conmigo y lo trabajamos.

Como agradecimiento a abrirme espacio en tu vida a modo de tiempo leyendo mis post, te regalo una sesión online de 30 minutos en la que haremos juntos una valoración al respecto.

Para ello sólo tienes que solicitarlo a través del formulario de abajo.

¿Te animas?

 ¡Te espero!

(imagen de Pinterest)

2 Replies to “No dejes de hacer algo porque puedas hacerlo mejor”

  1. Millones de Gracias y Enhorabuena por tu post Águeda siempre Ágape.
    Lo recibo de ti como siempre el primero como un Regalo del Universo.

    Eternamente Agradecido y muerto de miedo. Ayer dí varios pasos personales y profesionales muy profundos en dirección a lo que más miedo me da hoy.

    Gracias a dar esos pasos estos días, ayer, anoche y hoy recibo tus palabras y con mucho miedo me expongo públicamente.

    Estoy y estaré eternamente agradecido a ti y a tu misión. Desde el primer instante en que te conocí, te reconocí y te reconozco. Enhorabuena y Gracias por cumplir tu misión contigo y conmigo. Cada día me inspiras y me exhortas a ser la mejor versión de mí mismo personal y profesionalmente.

    Te deseo de corazón que expandas tu misión a cuantas más personas mejor. Te mereces lo mejor y el mundo necesita de tu inmensas Gracias: Abundancia, Alegría y Belleza. Me siento bendecido por tener el privilegio de verte Crecer cada día y actuar a pesar del miedo.

    Te Adoro, Te Reconozco, Te Agradezco tal cual eres con tus miedos y derecho a equivocarte, caerte y volver a levantarte cada día…. eres una Diosa aprendiendo cada día de cada experiencia humana. Gracias a ti también me reconozco en el mismo proceso. Agradezco eternamente hoy crecer de tu mano. Recibo de Ti. Ojalá te atrevas a recibir de mí tanto como recibo y agradezco y recibo de tí… y si esto que te digo te da miedo…. con mayor razón.

    Yo en este momento de mi vida tengo todos los miedos y el más profundo es a quedarme paralizado incluso a que sea demasiado tarde… miedo a perder lo que más Adoro. Miedo a ser incomprendido, malentendido. Miedo a alejar de mi lo que más Adoro.

    Con Inmenso Ágape, Amor, Agradecimiento y a pesar de todos mis miedos… te envío este comentario.

    1. Enhorabuena por reconocer y hacer conscientes tus miedos, es el primer paso para trascenderlos.

      Gracias por el reconocimiento y por el agradecimiento. Me alegra que te sirva de inspiración. Escuchando tu corazón y siendo auténtico lograrás todo aquello que desees, ¡es inevitable!

Deja un comentario