¿Qué es lo que sí has conseguido?

conseguido

 

conseguido

¿Te has hecho alguna vez esta pregunta? ¡¡Ojalá me digas que sí!!

El mes de enero es el mes “de la cuesta”… coloquialmente le llamamos “la cuesta de enero” porque en durante el mes de diciembre se nos ha metido dentro un consumista que se ha gastado todo nuestro dinero en regalos en muchos casos forzados, varias cenas de Navidad, cantidades de comida desproporcionadas…

Hay incluso empresas, como en la que trabajé yo (hasta hace 8 meses que di el salto..) que contando con esto nos “ayudaban” a asumir estos gastos. En el mes de Diciembre en lugar pagarnos el día 30, nos pagaban el 20 y así disponíamos de nuestro sueldo unos días antes para fundirlo en 2 semanas!!! que la idea en principio era buena pero si no eras muy consciente, enero efectivamente se hacía muy muy cuesta arriba!

Enero también nos resulta una cuesta porque es cuando empiezan los propósitos. Entramos en euforia:

ESTE AÑO LO CONSIGO!!! SI SI SI!!! Este año voy al gimnasio,  salgo a correr todos los días, aprendo inglés, cambio mi alimentación,… 

Eso de marcarse objetivos no sólo está muy bien, ¡si no que es necesario! Pero para este 2017 te propongo que te marques objetivos conscientes, no desde la Euforia. Me refiero con esto a objetivos más a corto plazo (de momento) y en los que vayas a invertir el 100% de tu energía porque si no después viene esa desagradable sensación de fracaso, de yo no puedo, nunca lo consigo… etc.

Y otra propuesta que te hago para esta semana, ¡¡toma nota!!. Ahora que vas a empezar a marcarte unos objetivos conscientes y realizables a corto plazo echa la vista atrás y pregúntate:

¿¿Qué es lo que he conseguido??

Porque claro, generalmente ponemos nuestra Atención en lo que NO hemos conseguido y efectivamente habrá varias cosas que no hemos conseguido por falta de dedicación… Pero… ¿y qué es lo que has conseguido?

Dedícale un rato a este ejercicio y te sorprenderás de la cantidad de cosas que SÍ has conseguido a lo largo de los años y este tiempo anterior sin irte muy atrás en el tiempo… Sírvete de ese resultado, del sabor de lo que SÍ has conseguido para preguntarte:

¿¿Qué hice para conseguirlo??

Verás que no fue tanto el esfuerzo, tomaste una serie de decisiones y sobretodo tomaste acción y con ello inevitablemente llegaron los resultados.

Sírvete de tus propias experiencias de éxito y a partir de ahí márcate unos objetivos conscientes a los que sí le vayas a dedicar esa energía y para los que sí estés dispuesto a tomar acción, ¡ya me contarás que tal!

Como siempre recuerda que este camino lo puedes realizar por ti mismo, pero no tienes por qué realizarlo en soledad, si deseas que te acompañe ponte en contacto conmigo, estoy a tu disposición.

Feliz Semana!

 

 

 

Deja un comentario