Tres Preguntas antes de empezar un Nuevo Ciclo

 

Como ya sabes, este año especialmente me voy a enfocar en la Transformación Personal y hoy voy a hablar de un tema que, de tenerlo en cuenta, sin duda Transformará la visión que tienes de ti y con ello los resultados que obtengas en cualquier área de tu vida (Salud, Dinero y Amor)

Aunque el año ya empezó hace 10 días, hace 2 días que la mayoría de las personas retomamos totalmente el ritmo habitual y es un buen momento para plantearte cómo afrontar este nuevo 2018. Lo más seguro que te lo has pensado antes, que ya tendrás varios propósitos y que ya hoy lo tienes claro, aunque no sepas todavía cómo hacerlo.

Por si te sirve te diré:

-Si quieres resultados diferentes a los obtenidos hasta ahora, haz algo diferente de lo que has hecho hasta este momento.

-Si sientes que arrastras un problema y quieres aprovechar este impulso para resolver te diré lo que dijo Einstein:

“Ningún problema puede ser resuelto en el mismo Nivel de Conciencia en el que se creó” 

Así que si en verdad quieres resolver algún “tema pendiente” tendrás que ser consciente de esto y actuar al respecto.

-No te comprometas a algo que no vayas a cumplir.

Muchas veces nos puede la voluntad. Llega un momento en el que recordamos que podemos hacer todo en la vida y nos comprometemos con todo, ala ¡a lo loco! Y luego cuando va pasando el tiempo y no hemos cumplido con esos compromisos la sensación no es muy buena que digamos. Al contrario, aunque no lo reconozcamos incluso nos avergonzamos, nos sentimos impotentes, frustrados, y no merece la pena…

“Comprométete con aquello en lo que vayas a poner toda tu Energía”

-Antes de empezar un ciclo cierra el ciclo anterior.

Este es un error muy común y en el que se dispersa gran cantidad de nuestra energía. No cerramos ciclos… Eso nos genera un estrés emocional que no llegamos a ver en la mayoría de los casos, pero así es. ¿Cómo te has sentido cada vez que has terminado algo? Empezar una tarea y acabarla es un motivo de satisfacción, de orgullo, de coherencia tan fácil de conseguir si le ponemos conciencia. De ahí el Tip de arriba de que te comprometas sólo con aquello que vayas a cumplir.

-Antes de dar por finalizado un proceso hazte las 3 preguntas:

En lo que respecta al proceso:

-¿Qué ha funcionado?

-¿Qué no ha funcionado?

-¿Qué puedo mejorar?

 

Es importante que hagamos las 3 porque la víctima que habita en nosotros suele quedarse con la parte de lo que no ha funcionado. Con eso ya tiene material para victimizarse un poco más.

Claro que hay que mirar qué es lo que no ha funcionado pero con la intención de hacer la siguiente pregunta que es: ¿Qué puedo mejorar?

Si por ejemplo no ha funcionado que siento que no he tenido suficiente tiempo para terminar aquello que me había propuesto (lo de la gestión del tiempo ya es otro tema, solo es un ejemplo), quizá puedas proponerte menos compromisos, o compromisos realizables en menos tiempo, o más tiempo para realizarlo…

Todo esto desde la premisa de que siempre, ESTAMOS APRENDIENDO.

Te propongo que para este año dejes a la víctima culpabilizadora fuera del juego, tomes las riendas de tu Vida y antes de dar por finalizado un proceso y de iniciar otro te hagas estas 3 preguntas.

Ya verás cómo tus resultados son muy diferentes.

¡Feliz Vida!

 

 

 

Deja un comentario